Los recursos para los veracruzanos que sufren afectaciones sociales y ambientales por la explotación de petróleo han sido manejados discrecionalmente por los gobiernos estatal y municipal en tiempos de los gobernadores Javier Duarte de Ochoa y Miguel Ángel Yunes Linares.