“Hay quienes sostienen que no es ilegal [ir del servicio público a la iniciativa privada], pues no”. dijo el President. “Es inmoral y es una vergüenza, porque ni en Estados Unidos donde hay la costumbre de mayor interacción entre sector público y privado, se presentan casos como lo que sucedió durante el período neoliberal”.