“Por el bien de todos, primero los pobres” es una de las frases más características del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Durante sus primeros 100 días de Gobierno ha comenzado la entrega de becas y pensiones con la intención de combatir la pobreza y violencia. Cinco de sus programas clave dirigidos a jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad suman más de 165 mil millones de pesos para este año. Pero politólogos no descartaron el riesgo de un uso clientelar y cuestionaron sus alcances.