El Jefe del Ejecutivo Federal recorrió ayer, en el marco de la celebración del 81 aniversario de la Expropiación Petrolera, la refinería de Tula y aseguró que ahí los trabajadores hacen milagros por las condiciones en que la dejaron. Aseguró que se permitió que las refinerías se convirtieran en “chatarras” y por ello no operan a toda su capacidad. “Es heroico lo que hacen los trabajadores”, recalcó.