Las mujeres denunciaron que el hombre presumía tener muchas influencias, por lo que las inconformes se subieron a una patrulla por temor a que fuera liberado antes de ser presentado ante el ministerio público correspondiente.