La clase media es un motor importante para la economía de México. Su encogimiento en los últimos 13 años evidencia la falta de inversión pública adecuada y la creación de empleos con baja productividad, según cifras oficiales.