A cuatro meses de iniciado el sexenio, ya hay diagnóstico de la situación actual del Instituto Mexicano del Seguro Social. De acuerdo con su director general, Germán Martínez Cázares sí se tienen que revisar las compras públicas y sí hay abandono de hospitales, pero es el pago de las cuotas obrero-patronales las que más daño han ocasionado tanto a la recaudación del instituto como a la calidad de vida y goce de derechos de las y los trabajadores en todo el país.