La obra fue clausurada en 2013; después de ganar la elección de la mano de Morena, la retoma sin avisos obligatorios y excediendo el número de pisos establecido para la zona