Del autor

Soy Federico González Rosales

Hijo de Federico y de Irene; hermano de Joél, Jorge, Cuauhtémoc y Rodolfo.

Padre de José María y Mariana. Y marido, gozosamente, de Patricia.

Una ocupación permanente que tengo es la de saber qué pasa en el mundo. No se me ocurre pasar un día sin saber qué sucede en mi entorno más inmediato. Yo digo que somos humanos porque vivimos en sociedad. Por eso creo que saber qué pasa, y sobre todo, por qué pasan las cosas, es un deber básico de todo@s.

Por eso LasDelDía.

Así, decidí revisar diariamente y de forma lo más sistemática posible,  la información de los medios de comunicación tradicionales y de los medios digitales. Ordeno mis lecturas, y auguro que también son útiles para otros. Y si lo voy a hacer, que sea fácil, cómodo y lo más preciso que me sea posible.

LasDelDía intentan aportan claves de lo que sucede y por ello, no son una revisión exhaustiva de lo publicado en medios sobre todos mexicanos. Es la revisión en la red de lo que se publican en sus portales gratuitos (ya habrá tiempo para acceder a contenidos de paga).

Se trata de tener lo más temprano posible, de una visión general para estar enterados, y ésto, nos llevará a saber qué asuntos necesitamos o debemos investigar.

LasDelDía, pues, es un esfuerzo con la que quiero generar una inquietud. Para ello recuerdo la lengua viperina de Vicente Lombrado Toledado cuando se refería al viejo senado mexicano de antes de las reformas de finales de los 60’s. Decía:

“Qué hacemos con el Senado: ¿Lo regalamos? ¿Lo vendemos? ¿Lo rifamos? ¿Lo alquilamos?”

Y yo pregunto, ¿Qué  hacemos con LasDelDía?

O esperamos a un político simplón como Jorge Luis Preciado (el que de seguro sabe que Lombardo es el nombre de una calle), quien respondió, por la vía de los hechos, qué hacer con el senado: un salón de fiesta.

Salú